El viaje espiritual del Quijote a la India

El espectaculo "Kijote Kathakali" aúna la mitologia hindú con el teatro clásico

 

Colorista y peculiar. el espectaculo Kijote Kathakali. Es toda una experiencia sensorial y espiritual que reúne la tradición de este ancestral género indio, que utiliza la gestualidad y el movimiento corporal, sin palabras y con música, como herramientas artísticas, con el teatro clásico barroco español. Con ocasión del 400º aniversario de la muerte de Cervantes, el Festivalde Teatro Clásico de Almagro, ha querido indagar en una manera diferente de acercarse al Quijote y lo ha hecho con este proyecto que produce la casa de Casa de India con la prestigiosa compañia Margi. Tras su paso por Almagro Kijote Kathakali sale de gira por diferentes ciudades españolas y recala en el Matadero de Madrid.

Centrado siempre en relatos relacionados con la mitologia hindú supone una novedad en este teatro centrado en las tradiciones ancestatrales de su país. Solo antes Peter Brook se atrevió a llevar al escenario a Shakespeare con esta técnica.

El proceso de creación de Kijote Kathakali hace años con la adaptación del texto de Cervantes, querealizó P. Venugopalan, y ya forma parte del repertorio kathakali.Durante la presentación del espectáculo en Almagro, Venugopalan destacó las consecuencias positivas que este diálogo con el teatro contemporáneo ha tenido el el tradicional proyecto del género hindú, en el que la danza , el rico y colorido vestuario y un cuidado y espectacular maquillqje son parte de su esencia. El montaje incluye la posibilidad que el público asista a la ceremonia del maquillaje, cuyos preparativos duran alrededor de seis horas. En Kijote Kathakali, el único que sale con la cara lavada es el propio Alonso Quijano, a interpretar el actor Nelliyodu Vasudevan.

En total son una veintena de músicos y danzantes los que salen a escena. Los músicos son los narradores de la historia que los actores interpretan con gestos y movimientos corporales. La adaptación a los cánones del teatro clásico ha hecho que la duración de este kathakali se haya reducido a las tres horas de duración que representaron en Kerala a los 90 minutos de este montaje.

Destaca la importancia de abrir esta técnica de 400 años de vida, que se estudia desde los siete años con una dura disciplina física, a otros héroes o mitos que no proceden de la India

 

(El Pais.)

Compartir este post en:

Google+ Facebook Twitter