LA PRACTICA DE MEDITACIÓN CON JUAN MANZANERA LEON

LA PRACTICA DE MEDITACIÓN CON JUAN MANZANERA EN LEON

“La importancia de Evolucionar y Despertar” 08-02-2019

 

El Maestro nos mostró de nuevo, una vez más, de una manera erudita, genuina y vanguardista como podemos llevar a nuestra vida diaria, la práctica de la Meditación.

Incluso, teniendo en cuenta los diferentes tipos de personas, desplego todo su empeño y Sabiduría para en definitiva exponernos, como se puede “Salir del Sufrimiento”. Desde una estructura precisa y concisa, enfocar la vida de otra manera.

El Eje de la Meditación el Yo

La base del sufrimiento. “Yo”.

Ante las situaciones de la vida tenemos cada uno un estilo, hay que trabajarlo.

¿Cómo funciona mi vida?..

Es el eje “Yo” de toda la práctica. No solo el yo, sino enfocar la vida de otra manera, nuestro estilo nos crea sufrimiento que producimos nosotros mismos.

Hay dos partes en este camino.

  1. Evolucionar.
  2. Despertar a la verdad.

Vivir la vida con más Lucidez, salirse de lo habitual, vivir la vida de una manera más lúcida.

Salirse de la dualidad, de esos polos opuestos (placer –dolor, ganancia-perdida,  aceptación-rechazo, ira-amor..) Eso es meditar.

Los componentes mentales:

Emociones, sensaciones, percepciones,  forma (yo soy así, yo experimento..) que  tenemos asumidas, no elegimos nuestra personalidad y eso nos domina. La mente funciona así.

Otra parte, esos dos polos opuestos, siempre en la dualidad.

Aparece, la autoconciencia, ahí empieza la evolución te vas dando cuenta y esta nos lleva al entrenamiento mental (Los ocho pasos hacia la plenitud) pensar de otra manera por ej: más agradecimiento, sentido del humor, más generosidad...

 La intención de la sabiduría, me doy cuenta que sufro,  surge el deseo de despertar.

Hay una lucidez pero no es suficiente, sigo atrapado en historias, puntos de vista y, aquí empieza la sabiduría.

La pregunta es. ¿qué hay aquí? ¿qué es esto de vivir?

No es ponerse a pensar…

Nos encontramos con sensaciones, emociones, percepciones. ¿qué es todo esto?. Es pararse, detenerse y ver ¿qué es esto? ¿qué es yo?.

No me paro a mirar la experiencia directa del despertar, básicamente lo que hay es vida, es lucidez. No es cuestión de llegar a una conclusión.

  • Parar, detenerse.
  • Atención con claridad. 
  • La Naturaleza de la experiencia. Aquí no hay yo.

Evolucionar es complementario al despertar, con más paz, más evolución, y así sufrimos menos.

La clave es soltar (rigidez).

Para despertar, avanzar necesitamos unas cualidades, por ej.- la capacidad de empezar el camino y necesitamos la Motivación.

Tres formas de Motivación:

  • Momentos de lucidez, (tolerar la realidad) pero es efímero.
  • A veces, a través  de personas que nos inspiran con su humanidad o libros que nos motivan.
  • La Compasión, te das cuenta de cuanto sufrimiento hay en el mundo y surge el yo quiero aportar algo, esto me hace avanzar, evolucionar.

El desencanto acompañarlo con la motivación y reconocer que la vida es Insatisfacción. El desencanto, es darse cuenta que hay que evolucionar, cambiar.

 Aquí ser coherentes con lo que se vislumbra, otra cosa tener fe creer en uno mismo, ver lo que la vida trae y llegar a la convicción, que puedo cambiar, ser capaz de fracasar, saber levantarse, vivir la incertidumbre, el caos, el desorden, soltar nuestro sistema de creencias. Saber encontrar apoyo en personas que están en el camino, saber relacionarse.

Estos días también nos fijamos en el “yo” solo mirar la sensación directa de “yo”. Desenmascarar el “yo”.

 

“Aprovechar la vida” 09-02-2019

 

Todo lo que sucede es para aprovechar la vida.

Todo sufrimiento tiene que ver con “yo”. “Soltar todo, soltar cualquier cosa” decía Buda, lo hacemos automático, la angustia, la depresión, lo crea solo la mente, el “mio” causa sufrimiento, cuando miro con lucidez el mío desaparece.

Tres tipos de soltar.-

  1. Soltar y poner conciencia, en la angustia y esta se disuelve.
  2. Otro nivel, la Impermanencia.
  3. El más sutil, no puedo aferrarme a nada, una sensación de dolor y se produce el rechazo y ahí aparece “yo” y hacemos una indagación y no hay nadie.

Otro nivel más sutil, no puedo aferrarme a nada, una sensación de dolor, se produce rechazo y ahí aparece el “yo”.

Cuando aparece “yo” quiere una imagen de si mismo coherente; de modo que todo lo que es disonante, se juzga, se critica y se rechaza. Rechazamos aspectos de nosotros mismos y rechazamos a los demás cuando vemos esos aspectos. Esta es una de las causas de las guerras y conflictos en el mundo.

Si soy capaz de aceptar cualquier cosa, estoy sanando el yo. Las guerras vienen de “yo”, las reacciones vienen de “yo”.

La raíz, “la idea que tengo de mí” o “esto soy yo”. Hay que verlo, trabajar. Es el yo, ser capaz de ver diluir la solidez de yo, las reacciones siempre son yo. 

La raíz “ la idea que tengo de mí” o esto soy yo, ¡quiero verlo! Esto no es mío.

Lo primero mirar las experiencias sin la contaminación de los pensamientos ¿ cual es la experiencia?...

No luchamos  contra el yo, que el proceso continúe, le dejo al yo, es un proceso, no nos obligamos. El yo parece real, yo tengo una historia o algo que conseguir. 

Cuando miro la experiencia del sonido, es ahora, aquí solo hay experiencia en este momento, como el olor o emoción de ayer, no lo puedo notar, solo hay ahora ¿qué es “yo”? ¿Entonces qué yo hay aquí?.. .solo existe el ahora me ayuda para debilitar el “yo”.

La clave es cuando tengo esa lucidez, no cuando lo pienso.

Al meditar sobre las tres características son el momento presente, no son experiencias, estas características son tres aspectos muy importantes.

Tres Características:

  • Todas las experiencias son impermanentes.
  • Todas las experiencias son impersonales.
  • Todas las experiencias son  insatisfactorias.

Sentir algo es efímero. Las tres características tienen que ver con que todo es impermanente, todo es fugaz no hay yo, inseguridad.

¿Qué ocurre si tengo ansiedad? Pero digo es efímero. Lo que es valido es “notar” que esto es fugaz, que se va a ir, duran las emociones negativas porque me aferro.

Lo primero es ver que esto que siento es efímero. Ver la Impermanencia es muy profundo, lo que pasa que me aferro a lo negativo.

Notar la experiencia, si no hay cualidad de darse cuenta, no hay experiencia, eso que reconoce lo que se da cuenta, eso que hace posible (sensaciones) eso es la base, esencia, inaprensible, eso es más real que el yo. Notar la Lucidez más importante que yo.

La llave de todo es el “notar” conciencia.

Meditando en las tres características. Todo es el fluir de la “Existencia”.

El “notar” la conciencia es la llave en las cuatro necesidades básicas, desde la conciencia que hace posible esa lucidez y miramos los roles que representamos desde la lucidez, se ve que todo son formas de pensar… soy libre y, no es verdad.

Pensamientos, sensaciones son mente, las creencias, opiniones no son verdad, esta mente nos produce el yo aprendido y, otro aspecto producido de la meditación que es muy común “yo soy conciencia” y es fácil pensar “yo soy” el yo separado de la conciencia, un saber que  “yo soy” es la dualidad entre objeto y sujeto y el sujeto se convierte en un yo, lo asumimos como un yo y eso es imposible porque esto es NADA no un yo. Este yo no es conciencia.

Conciencia se convierte en yo y hay una ilusión, la sensación es conciencia, el “notar” no son dos cosas diferentes (cuando miro más profundo) es lo que soy.

El yo aprendido en la práctica como “yo tengo” “yo siento” “tengo pasado, futuro” “yo vivo la experiencia” eso es fabricado por la mente “yo siento experiencias” es aprendido ese yo, “yo percibo el mundo” ese yo aprendido es construido. Si lo hacemos consciente es aprendido. Aquí solo hay yo siento, yo veo, yo oigo… Solo ver lo que sucede es verdad.

Realizando  meditaciones muy completas, practicas y profundas.

Sutra de Bahisa: en lo que se oye solo hay lo que se oye, en lo que se ve solo hay lo que se ve, en lo que se siente solo hay lo que se siente, en lo que se piensa solo hay lo que se piensa.

La palabra “solo”, significa entre otras cosas que no hay un yo que oye, ve, siente, piensa.

 ¿Qué hay en este momento? Lo que veo, lo que huelo, lo que oigo, lo que percibo, lo que concibo ¿quién soy? ¿qué hago aquí?...

Aplicando, practicando en la Compasión para no caer en el nihilismo  (en lo absurdo) y desde esta manera ayudar a los demás.

  • En la Compasión está la salida del sufrimiento.
  • Mención de los Ochos Pasos hacia la Plenitud.
  • Cuatro pensamientos inconmensurables.
  • El Espejismo del Ego.
  • El Dar y  Tomar.

 

“Tres Estadios” 10-02-2019

 

Seguimos tratando el yo más sutil ego-yo, sutiles e inherentes con los que nacemos, tienen mucho poder. El “yo soy así” el “yo inherente” que existe por si mismo.

Profundizando en los Tres Estadios.

  1. La Comprensión.
  2. La Explicación.
  3. La Revelación, la certeza absoluta de lo que existe. Lucidez.

La más importante la Revelación.

Trabajar.- AMOR-COMPASIÓN. Hay que hacer la Meditación muchas veces.

Tener en cuenta que el “yo soy así” es aprendido. Ver ese “no soy capaz” y veo que soy capaz siempre, bajar el nivel emocional que sea más sutil y es ver que “yo soy” es producto de muchas cosas.

Investigación de la interdependencia y destruir este “yo soy así” o soy incapaz y es imaginación, lo 1º reconocer  “soy incapaz” por ej.- cuando me comparo, si estoy en ese juicio, tengo que dejar de compararme y veo que no es verdad hacerse consciente de esa comparación.

“Yo soy..” depende de con qué se compara. Ej .- “soy bueno” depende  de si te comparas con gente muy evolucionada y compasiva o si te comparas con delincuentes muy dañinos.

En esta 2ª indagación no es suficiente y descubro que no nací así, entrar en meditación profunda para verlo. “Yo soy”… depende de muchas causas y condiciones; y diferentes experiencias que han ocurrido en la vida, luego no es lo que soy.

Y 3ª parte “yo soy así” dependen  que parte depende de mí no veo, es inconsciente, encuentro que en algunas facetas soy así, depende de una parte de mí no como un todo y reconocerlo que “soy así” es una ilusión. “Yo soy”..” depende de qué aspecto me fijo. Es decir, en realidad solo se refiere a un aspecto, y no a lo que soy.

El último paso “yo soy débil” en esta meditación vimos el concepto que “yo tengo” ¿qué es?... una vez que encuentro “yo soy así” empiezo a ver.

Por último “yo soy”..” depende del concepto que se tenga. Ej. El soy débil, depende del concepto de “débil” hay muchas formas de entender que es ser débil. Ej. Ser listo, depende del concepto de “listo”.

Hay muchas formas de entender que es ser listo.

Lo que vimos.

  • La importancia de Evolucionar y Despertar.
  • El fin del Sufrimiento.
  • Nos centramos en el yo.
  • Reconocer el yo como la base del sufrimiento, yo superficial, el yo, no es el centro se percibe como tal y es falso.
  • Los 8 pasos hacia la plenitud.
  • Hacer esto consciente sobretodo cuando me hacen daño.
  • Llegar hasta el fondo a la Esencia.
  • Meditaciones de “notar”.
  • Trabajamos el “yo” que sufre, el “yo” falso, el “yo” como emoción y vemos como se cae.
  • Formas para manejar el  yo.
  • Los 5 agregados del cuerpo-mente de las sensaciones-emociones ahí voy a sufrir.
  • Las características, la percepción de las cosas.
  • Las Formaciones mentales, los apegos.
  • La Conciencia de los sentidos agregados a la Conciencia, los agregados no son yo, el sabio llega a romper esto.
  • Lo más difícil identificar el “yo” (el núcleo, el yo instintivo).

Compartir este post en:

Google+ Facebook Twitter